Real 2021

El mercado de fichajes del Real Madrid ha sufrido un paréntesis en 2020 por el impacto inmediato de la pandemia pero la hoja de ruta de la entidad blanca es acudir de nuevo en 2021 y hacerlo a lo grande. Las circunstancias están jugando a su favor. La crisis ha permitido, paradójicamente, que la columna vertebral de refuerzos que quiere el Madrid siga aún a tiro para el año que viene. Un central, un mediocentro y una estrella para el ataque. Upamecano sólo renovó este verano por un año con el Red Bull Leipzig para estar más que disponible, Camavinga ha aplazado a 2021 su esperada marcha del Rennes y sobre todo la joya de la corona, el pilar estratégico de la próxima década, Mbappé…

La saga del Madrid y Mbappé alcanzará su máxima temperatura a lo largo de esta próxima temporada. El crack no renueva con el PSG (termina en 2022), su historial de guiños hacia el Bernabéu es dilatado y sigue sin ‘rascar’ una Champions pese a las enormes inversiones de su actual club año tras año. Este, sin ir más lejos, terminó con Kylian entre lágrimas en Lisboa porque no les bastó para superar al Bayern, un club como el Madrid que sí sabe nadar en las finales europeas y tiene el poso de la historia en escudo. El Madrid no presionará al PSG, con el que tiene una gran relación, pero tampoco le hace falta: el partido se jugará entre el club parisino y su estrella, que sigue dando largas a las diferentes ofertas de renovación…

Para la entidad blanca, 2020 es un verano de reestructuración (recuperar a Odegaard, ingresar por ventas y liberar salarios ‘pesados’ como el de James) y Mbappé es uno de los pocos futbolistas en el mundo capaces de ser jugadores franquicia sobre el terreno de juego y además propulsar por sí solos las cuentas de un gran club. Eso, unido al avance del nuevo estadio, capital en el crecimiento del Madrid, hace que el timing para 2021 siga en las coordenadas que diseña el club. A nivel deportivo y comercial.

Camavinga y Upamecano, el futuro de ‘Les Bleus’
Francia no deja de producir talentos y a Zidane le tira un mercado, el francés, que se conoce al dedillo. Por eso se ha fijado desde hace meses en Eduardo Camavinga (17 años) y Dayot Upamecano (21), jugadores ya en las manos de Didier Deschamps con la absoluta gala. Los dos le cubren al técnico madridista necesidades que considera básicas. Con Upa, admirador de Ramos desde que era niño, el papel de tercer central en competencia directa con Militao. Camavinga es aún más urgente. Ocupará de llegar, porque el PSG está extendiendo sus tentáculos sobre él y también gusta al Bayern, el papel de relevo de Casemiro. Un hueco que lo que hay en la actual plantilla (Kroos, Valverde, Isco, Modric…) no puede cubrir con consistencia.

Son operaciones asumibles por el Madrid. Camavinga no ha renovado con el Rennes y aunque jugar la Champions le revalorizará, su entorno cree como informó AS que el club bretón le dejará salir en 2021 por 40 millones de euros. Con Upamecano, las cifras son similares. Su renovación hasta 2023 con el Leipzig ha sido un artificio. De hecho, en esa firma se ha bajado su cláusula de 60M€ a 45M€, síntoma más inequívoco de que es una salida pactada. El central ni siquiera lo esconde. «Este verano he hablado con varios clubes», admitió al llegar la semana pasada a la concentración de Francia. Como pasa con Camavinga, el PSG y el Bayern también rondan a Upamecano. El Plan B del Madrid es otro central francés, Benoit Badiashile, como informó este periódico, y también se prevé que llegue a 2021 con opciones de ser fichado. El Mónaco acaba de rechazar una propuesta del Manchester United de 25M€ por él.

Para 2022 el nombre escrito en mayúsculas y subrayado en rojo es Haaland. Pero antes, el Madrid tiene otros frentes abiertos. El de construir el Real 2021.

TOMADO DE: AS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.