Luis Suárez rompe a llorar en la presentación de un libro solidario

En el mundo del fútbol se pueden encontrar un gran número de celebraciones distintas. Algunas de ellas han pasado ya a la historia como el salto de Cristiano Ronaldo y su grito de guerra, los dedos apuntando al cielo de Leo Messi, el ‘selfie’ de Francesco Totti con el público o el corazón de Ángel Di María y Gareth Bale. Luis Suárez no podía ser menos y el uruguayo se besa el pulgar, el índice y el corazón para recordar a su mujer y a sus dos hijos después de cada gol. Ahora y tras el acto de los relatos solidarios en el que el ‘charrúa’ era el padrino, tendrá también que mostrar la camiseta dedicada a la enfermedad del PKU.

Tras el partido que brindó Luis Suárez al barcelonismo con un póquer de goles y tres asistencias ante el Deportivo, ha asistido a la presentación de la decimosegunda edición del libro solidario que anualmente publican un gran número de periodistas catalanes y que sus beneficios van siempre dirigidos a entidades sin ánimo de lucro. En esta ocasión, el dinero que se recaude irá destinado a la Asociación Catalana de Trastornos Metabólicos, más conocido como el PKU.

En dicho acto se ha podido ver a un Suárez completamente implicado con la causa y tras recibir de parte de una niña que sufre la enfermedad una camiseta para que pueda mostrarla tras marcar un gol, el uruguayo se ha emocionado: “Sé lo que los padres deben sentir, tengo dos hijos… No me importará mostrar la camiseta, la tarjeta amarilla y la sanción serán bienvenidas”, ha asegurado con la voz temblorosa.

Sin duda, la felicidad del Barça pasa especialmente por la cantidad de besos que Luis Suárez se de en sus dedo pulgar, anular y corazón. Ahora, los besos de Luis Suárez no son solo del Barça sino también de todos los enfermos de PKU.

Fuente: SportYou

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.