Los 4 grandes duelos sobre el césped de la final del Wanda

Una ristra de nombres se medirán en el Wanda Metropolitano en un partido que puede deparar duelos individuales del más alto nivel.

1- Alisson-Lloris

Dos porteros experimentados y dueños de dos de las porterías más importantes del fútbol de selecciones: Brasil y Francia.

La llegada de Alisson al Liverpool ha supuesto un salto de calidad sideral respecto a su anterior ocupante, Karius. El alemán cometió dos errores históricos en la final de Kiev ante el Madrid y el fichaje del brasileño (75 millones de euros a la Roma) ha cumplido con creces las expectativas.

El cancerbero del Liverpool salvó a su equipo con una parada salvadora ante el Nápoles en el último minuto del último partido de liguilla. Su intervención a un tiro de Milik permitió al Liverpool ganar el partido y pasar como segundo.

Después de dos eliminatorias relativamente tranquilas ante Bayern y Porto, Alisson volvió a disfrazarse de héroe en la vuelta de semis ante el Barça, donde sostuvo al Liverpool con cuatro paradas de mérito ante Coutinho, Alba, Suárez y Messi.

En total, el brasileño ha jugado los 12 partidos de la competición, ha encajado 12 goles y ha hecho 36 paradas. El Liverpool respira ahora tranquilo con Alisson defendiendo su guarida.

A unos 100 metros de distancia Lloris defenderá la meta del Tottenham. El capitán de los Spurs resultó especialmente decisivo en los cuartos contra el City. Paró un penalti a Agüero en la ida y se creció en el arreón final de los de Guardiola.

2- Vertonghen-Van Dijk

Duelo de altura en el eje de las zagas. El central belga, de 32 años, llegó en 2012 al Tottenham y se ha erigido como una pieza esencial a las órdenes de Pochettino. Su sentido de la colocación, su poderoso juego aéreo y su capacidad de liderazgo son oro para los Spurs.

En el Liverpool emerge la figura de Van Dijk, elegido mejor jugador de la Premier esta temporada. El holandés llegó la temporada pasada al Liverpool como el defensa más caro de la historia y su rendimiento ha sido impecable.

Portentoso físicamente, a sus 27 ha alcanzado el punto de madurez idóneo. Su buen trato de balón y su desplazamiento en largo, claves en el juego de los de Klopp. En las acciones a balón parado es un seguro de vida en su área y una amenaza en la contraria.

3- Son-Mané

En la parcela atacante hay dos nombres clave que explican por qué Liverpool y Tottenham están en la final del Wanda. Lejos de los focos que acaparan Kane y Salah, Son y Mané se han destapado como los principales artífices del éxito de ambos equipo.

El coreano ha dado un salto brutal esta temporada, convirtiéndose sin lugar a dudas (y Ajax aparte) en la gran revelación del campeonato. Suma cuatro goles, dos de ellos ante el City en el Ettihad, y ha abandonado su hábitat natural en la banda para jugar por dentro y percutir en el área rival.

Mané, por su parte, es el gran tapado en el Liverpool. Sin Firmino y Salah ante el Barça, lideró el ataque con una actuación inteligente y siempre al servicio del colectivo. Barre todo el frente de ataque, desborda y carga el área. El año pasado fue goleador en la final de Kiev.

4- Kane-Salah

Ausentes por lesión en el último tramo de la competición, tanto el inglés como el egipcio son las principales estrellas de sus equipos. El 10 del Tottenham es la principal duda para Pochettino después de que cayera lesionado en el tobillo en la ida de los cuartos de final ante el Manchester City. En sus ocho partidos, suma 5 goles.

El 11 del Liverpool se ausentó también por lesión de la épica remontada ante el Barça (4-0) pero llega en plenas facultades en busca de su primera Champions. De su magia y capacidad de desequilibrio, además de la química con sus compañeros de ataque Firmino y Mané, dependerán en buena medida las opciones del Liverpool en el Wanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.