Las Verdades de Santiago Ribadeneira PARTE DOS

Quedaron muchas dudas en mi primera visita a la cárcel en Latacunga, lo cual obliga a una nueva conversación con Santiago Ribadeneira, esta vez para constatar, con pruebas donde está la plata para pagar. Seguí todo el calvario que implica ingresar a los Centros de Rehabilitación, llegué puntualito y Santiago, me esperaba con su chompa tomate, capucha azul, su rostro destila energía positiva, da la sensación que ha rejuvenecido. Le pregunto su vida en la cárcel y me cuenta que medita las madrugadas, hace mucho ejercicio, baño helado y sale todos los días a actividades. Lo percibo realizado cuando me comenta todo lo que ha trabajado en apoyar a los presos para que se rehabiliten enseñándoles valores y técnicas para que armen su microempresa y tengan trabajo para su salida… le empiezo a hacer preguntas sobre eso, pero me corta y me dice que si le hago otra visita me cuenta esa historia.

Empezó su relato guiado por una hoja escrita a mano y un paquete de documentos. Abre una página del Conde de Montecristo y comenta: … Alejandro Dumas dice en este libro que cuando un inocente cae preso hay que ver quienes se benefician para descubrir a los causantes de su desgracia.

¿Empecemos con las pruebas, uno a uno como y quienes se beneficiaron?
Todo empezó cuando la Superintendencia de Bancos dirigida por Christian Cruz, hoy destituido por negligente, denuncio de captación ilegal a las tres empresas autorizadas por ellos a recibir recursos (Prueba 1) con eso me metió preso, forzó el cierre de las empresas con lo que sus activos que según el perito de la fiscalía sumaban $98 millones (Prueba 2) quedaron a merced de los buitres.

¿Cómo usurparon $98 millones?
Cuando en enero 2018 empecé a pagar con 40 hectárea los $31 millones (Prueba 3), pacté otra dación de 55 has en $30millones (Prueba 4) y tenía armadas las acciones legales para recuperar $. 23 millones de la YAPA, tanto en Ecuador como en Perú, pero, la Superintendencia de Compañías, dirigida por Suad Manssur destituida por negligente, me quitó la representación para impedirme seguir pagando y nombró a Víctor Hugo Albán de Liquidador.

¿Quiénes se apropiaron de la YAPA en Ecuador y Perú?
El término es usurparon. En el caso de Ecuador la Yapa con el negocio de crédito con oro, según balances a 2014 le generaba a Minga $16 millones en ingresos (Prueba 5) de los cuales $6 millones debían usarse en pagar a inversionistas. El día en que me metieron preso, con la denuncia de la Superintendencia de Bancos, la empresa Quski, formada un mes antes que me metan preso, entre los señores Alberto Moscoso y Esteban Bermeo, que a su vez, habían entrado disfrazados de consultores a extraer el know how del negocio de crédito con oro de La Yapa a pedido de Mutualista Pichincha, que es quien compraba la cartera, el día que me metieron preso apareció operando el negocio de la Yapa en las oficinas de Mutualista Pichincha violando la Cláusula de Confidencialidad (Prueba 6)

¿Eso es gravísimo y porque dices que son $18 millones lo que deben devolver?
Porque $6 millones al año en tres años suman $18 millones.

Dices que también usurparon la Yapa en Perú. ¿Cómo fue eso?
Mucho más simple. Sebastián Crespo a quien le nombré gerente, cuando me metieron preso violó el Acuerdo de Accionistas en donde se comprometió a devolver el 50% de acciones de Yapa SAC (Prueba 7) y a pagar el contrato de Licenciamiento que quedó en mora por $5 millones (Prueba 8)

¿Pero el liquidador debió seguir lo que tu estabas haciendo?
Poco después de que se posicionó, vino a Latacunga y le expliqué lo que había que hacer. No me hizo caso y en los 23 meses que está a cargo no ha hecho otra cosa que confundir a los perjudicados para proteger a los usurpadores.

¿Como confunde a los perjudicados?
Les dice que no hay con que pagar. El 30 de julio del 2019 (Prueba 9), después que con la ayuda de una organización de Derechos Humanos le reclamé por su inacción y me contestó furioso diciendo que las fuentes de pago, que según el perito suman $98 millones, no superan $1.2millones, que la propiedad que pacté en dación por $30 millones (Prueba 10), no vale más de $711.000 cuando el avaluó del perito calificado de la Superintendencia de Bancos estipula $28 millones (Prueba 11) y de la constructora SEMAICA $ 22 millones (Prueba 12). También dijo que el pago que hice de $ 31 millones era una nueva estafa.

¿Por qué?
No sabe dónde está parado. Ese pago fue organizado con los acreedores que recibieron la propiedad a un valor acordado según su percepción de riesgo en ese momento y el traspaso de las 40 hectáreas esta ejecutado debidamente a 201 acreedores en el Registro de la Propiedad de Mejía (Prueba 13). Así bajé el pasivo en forma lícita de $98 millones a $67 millones.

¿Qué más se puede rescatar?
• Propiedades por $14 millones (Prueba 14) que Mutualista Pichincha quiere tomarse en dación (Prueba 15) por obligaciones que Maktrade, nuestra inmobiliaria no tiene
• $20 millones de cartera que, cuando me metieron preso quedó a cargo de los interventores sin que hasta ahora rindan cuentas (P Ley de Compañías), y
• $30 millones que la Superintendencia de Bancos debe devolver por haber autorizado a mis empresas recibir los recursos y después denunciarles de Captación Ilegal (Prueba 1) y forzar su cierre, dejando sin fuente de pago y sin seguro de depósitos.

Y todo esto, ¿cuánto suma?
$117 millones para pagar $67 millones que faltan.

¿El liquidador ha renunciado?
Me hizo perder 23 meses, yo peleaba su destitución demostrándole el 14 de febrero del 2019, justo hace un año, al Superintendente Víctor Anchundia que el liquidador está ahí para hacer negocios personales (P16) y mientras protegía a los usurpadores, en su renuncia de vergüenza (P17) relata que ha estado en conversaciones con Fernando Cobo ex gerente de Maktrade que tampoco ha movido un dedo para ayudarme a pagar a los perjudicados.

¿En este contexto ahora cual es la solución?
La misma que reclamo desde el inicio. Que me dejen salir a trabajar para quitarles el dinero y propiedades a los usurpadores y con eso reiniciar los pagos que empecé en enero 2018 aunque debe quedar claro que en cada día que pasa las posibilidades de recuperación se reducen.

¿Existe algún recurso legal para que eso sea posible?
Si y lo presentaremos el momento que los perjudicados que quieran terminen de registrarse en Pineda y Asociados. El recurso es válido, más aún ahora que los diez acusados que pudieron defenderse en libertad ya lograron su inocencia y a mí que me quitaron ese derecho violando todos mis derechos constitucionales y que casualmente soy el único que sabe cómo rescatar las fuentes para pagar, me mantienen secuestrado en una cárcel sin poder pagar que es lo que me interesa.

Se terminaron las dos horas de visita, he visto todas las pruebas. Esto tiene que conocer el país y exigir una solución inmediata para que salga a pagar porque mientras más se demoren decidir, las posibilidades de rescatar el dinero se reducen. Quedan muchas dudas que el tiempo no permiten preguntar a Santiago Ribadeneira, su mea culpa, sus errores, su grado de responsabilidad, pero realizaré todo el trámite para una nueva visita y poder absolver estas y más inquietudes.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.