EL DRAGÓN DE GALES SE VUELVE A LESIONAR

El extremo atacante galés, Gareth Bale, sufrió un esquince en el dedo meñique de su mano derecha, lesión que se la provocó por una caída durante la primera parte del último partido de Liga en donde enfrentaron al Osasuna en El Sadar.

El club «merengue» aún no ha emitido ningún comunicado sobre el parte médico de esta nueva dolencia que está atravesando el futbolista. El día de hoy se presentó al entrenamiento en Valdebebas, pero lucía un vendaje con férula incluida en la zona afectada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.