El Bayern le mete miedo al Barça con un gran Lewandowski: dos goles y dos asistencias

El Bayern, rival del Barça en los cuartos de final de la próxima semana, se confirmó este sábado como uno de los favoritos al título después de una nueva victoria ante el Chelsea, al que ya había goleado en la ida de Londres (0-3). El Bayern lleva ocho de ocho en esta Champions, con 31 goles a favor y sólo seis en contra. Un duro hueso, quizá el mayor, para el Barça.

El partido fue de trámite y, eso sí, sirvió para que los alemanes se rodasen después de unas semanas inactivos, pues la Bundesliga terminó hace ya un mes. De ahí que el entrenador Hans Flick pusiera en el campo a lo mejor que tenía , con las excepciones de los lesionados Pavard y Coman. El resto fue el once de gala. Flick se arriesgó y no hubo lesionados.

Pero sí, el partido fue un trámíte que apenas sirvió para certificar que el Bayern es una máquina ofensiva. Y tiene, además, al segundo mejor goleador de Europa esta temporada en las Ligas, sólo por detrás de Immobile (Lazio). Lewandowski volvió a marcar dos goles, y ya puso pronto el 1-0 de penalti hecho por Caballero -que volvió a ser titular por encima del español Kepa- sobre el propio delantero polaco. Era su gol número 35 en total y número 12 en la Champions. De lejos, el máximo goleador del torneo continental. Pero no paró ahí. En los últimos minutos, un cabezazo supuso el doblete del polaco, y el 4-1, elevando su cifra a 36 goles generales y 13 en Champìons, en sólo siete partidos jugados por él.

Ese 1-0 dio paso pronto al 2-0 de Perisic a pase de… Lewandowski. Era el minuto 24′ y el Bayern ya había resuelto las posibles dudas que pudiera haber.

A partir de ahí, el partido, lógicamente, se relajó mucho, con un Chelsea con nada que perder ya y un Bayern con cuidado de no tener lesiones. Fruto de ello fue el gol de Abraham (2-1) tras un fallo en un despeje al centro de Neuer. Lo de las lesiones depende de Botaneg, que se retiró tocado y hay que ver su evolución. Entró Sule por él.

La segunda parte siguió con un buen ritmo, anodido en cuanto a la competitividad, pero que le sirvió mucho al Bayern para rodar al once que, presumiblemente, estará ante el Barça, quizá con la inclusión de algún lesionado. Kimmich y Thiago, que estaban apercibidos, no vieron la amarilla.

Empezaron a entrar cambios y hasta el lateral español Álvaro Odriozola tuvo ocasión de jugar sus primeros minutos bávaros en la Champions. También entró en el 80′ el otro español, Javi Martínez.

El 3-1 llegó a través del recién ingresado Tolisso… tras una nueva asistencia de Lewandowski, que fue el mejor del partido. El polaco amenaza al Barça con sus garras, las más afiladas de esta Champìons… con mucha diferencia. El 4-1 suyo certificó la goleada.

TOMADO DE: Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.