Duelo español por el liderato

Este jueves se miden los dos mejores equipos de Sudamérica en el Estadio Rodrigo Paz Delgado de Quito. Independiente del Valle, campeón de la Copa Sudamericana 2019, recibe a Flamengo, el vigente vencedor de la Copa Libertadores en el marco de la fecha 3 de la fase de grupos de la competición más importante del continente. El partido entre ecuatorianos y brasileños despierta gran expectación por la calidad de los jugadores que saltarán al terreno de juego y por el interesante duelo español que habrá en los banquillos. Miguel Ángel Ramírez y Domènec Torrent atraviesan momentos muy distintos en sus respectivos clubes y lucharán por el liderato del Grupo A, que ahora mismo comparten.

Ramírez y Torrent protagonizan el segundo enfrentamiento entre técnicos españoles de la historia de la Copa Libertadores. El primero fue entre Xabier Azkargorta y Fernando Jubero en 2017 en un Sport Boys – Libertad de la jornada 1 de la fase grupal que terminó en empate a tres.

El Independiente del Valle de Miguel Ángel Ramírez continúa imparable en 2020 confirmando que 2019 no fue un espejismo. Los de Sangolquí no pierden desde el 1 de marzo -pandemia mediante- y son líderes de la LigaPro de Ecuador. Después del parón por la crisis del coronavirus, el conjunto ecuatoriano suma 6 victorias y 3 empates en 9 partidos disputados y ha marcado 24 goles, de los cuales 10 son de Gabriel Torres. El panameño es la principal amenaza de los Rayados del Valle con 12 goles en 11 partidos de la Serie A. El técnico español ha sabido sacar lo mejor de él y lo ha convertido en un delantero muy completo.

Además de la veteranía de jugadores como Torres, el arquero Jorge Pinos o Pellerano, Independiente del Valle se nutre de los talentos jóvenes que salen de su cantera. Futbolistas como Moisés Caicedo, William Pacho o Darlin Leiton, todos nacidos en 2001 y que contribuyeron a la consecución de la Copa Libertadores Sub-20, ya son más una realidad que una promesa. Todos ellos, junto a los últimos en llegar como Lorenzo Faravelli o Edson Montaño, se han adaptado a la perfección a un equipo que justifica su posesión con goles bien elaborados. Los sangolquileños se mueven mucho por dentro con pases cortos, utilizan mucho el recurso del cambio de orientación para crear espacios. Es un equipo que arriesga, propone y es muy ofensivo. Ramírez tiene un estilo de juego muy reconocible que el año pasado le llevó a lo más alto con la conquista de la Copa Sudamericana. El técnico español trabaja con las líneas muy altas, le gusta la presión bien arriba para cansar a sus rivales, característica que también le convierte en un rival fácil de sorprender en defensa (han recibido 13 goles en 9 partidos tras la pandemia).

Por otro lado, el Flamengo de Domènec Torrent no termina de despegar. Al exayudante de Guardiola le está costando mucho adaptarse al altísimo ritmo del fútbol brasileño y está dejando más dudas que certezas en sus primeros meses en Río de Janeiro. Después de comenzar con mal pie con sendas derrotas ante Atlético Mineiro y Atlético Goiás, el Mengao se repuso y llevó a estar 7 partidos consecutivos sin perder. Sin embargo, el buen trabajo que venía desempeñando el equipo en las últimas jornadas de Brasileirao -incluso llegó a mejorar el comienzo de Jorge Jesús- se echó a perder en el duelo contra Ceará. El conjunto dirigido por Torrent perdió 2-0 y dio la sensación de ser un equipo muy vulnerable.

A los grandes problemas defensivos se suman la falta de gol y creatividad y las inexplicables rotaciones y cambios que realiza el técnico español en cada partido. Además, su tira y afloja con Gabigol está afectando al estado anímico del equipo, al que se le nota desgastado mentalmente. Para el duelo contra Independiente del Valle, Torrent recupera a uno de sus principales baluartes, Bruno Henrique, que había estado ausente en los últimos partidos por lesión. Por contra, pierde a su guardián atrás. El portero Diego Alves dio positivo por coronavirus y no ha podido viajar a Ecuador.

El Independiente del Valle – Flamengo promete ser un duelo de altura, como todos los enfrentamientos que han tenido entre ambos equipos en los últimos meses, y un partido clave para definir su futuro en la siempre divertida y compleja Copa Libertadores. Un choque de estilos entre dos técnicos españoles que buscan consolidarse en Sudamérica conquistando el trofeo más importante de Sudamérica.

TOMADO DE: AS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.