China, la nueva coartada de Ramos para renovar

La renovación de Sergio Ramos por el Real Madrid escribe un nuevo capítulo desde el mes pasado, cuando se filtró que pretendía una renovación por dos temporadas más. En caso de que fuera sólo una, siguiendo la política marcada del club para los jugadores que atraviesan la treintena, exigiría una subida de los 11,75 millones de euros que gana a los 18 netos. Una cantidad que rompería la masa salario del club. La exigencia tiene su sentido ya aspira ser el mejor pagado de la plantilla por delante de Gareth Bale, que percibe 17 millones netos pese a ser un cero a la izquierda.

El nuevo episodio se sustenta en que han filtrado el interés de un club chino sin definir que le ofrecería 22 millones de euros por temporada. Eso sí, no aclara si es para la temporada 20-21 o la 22-23. Si es para la próxima, Ramos tiene contrato en vigor y su cláusula asciende a 200 millones de euros. Sin embargo, y con el antecedente protagonizado por Bale la temporada pasada cuya oferta china era similar con la condición de que llegara libre, Ramos tendría pocas opciones porque el Madrid exigirá una cuantía por el traspaso del central como hizo con el delantero, por el que pidió 70 millones de euros.

EN 2015 UTILIZÓ AL UNITED PARA RENOVAR
René Ramos, hermano y agente de Sergio, ya hizo una jugada similar en 2015. Por entonces, ofreció el fichaje al Manchester United que se creyó la jugada y se ilusionó con su contratación. Al final, Florentino Pérez cedió y acabó renovando al camero hasta el 2021 subiéndole el sueldo hasta los 11,75 millones para ocupar un tercer escalafón salarial junto a Kroos y Marcelo y solo por debajo de Cristiano Ronaldo y Bale.

El Madrid se lo toma con calma, porque no sólo Ramos acaba el verano que viene, Modric, Nacho y Lucas Vázquez, también. En su plan de ruta económico para la 202-21 no figura una subida salarial para nadie, incluso baraja un recorte salarial a toda la plantilla por la crisis del Coronavirus si no consigue equilibrar las pérdidas económicas provocadas por la pandemia. Florentino Pérez apuesta por la continuidad del sevillano, pero no está dispuesto a tirar la casa por la ventana. “La situación es mala. No se puede pedir a los jugadores que se bajen el sueldo y luego hacer fichajes de ese tipo”, argumentó el presidente para explicar la situación complicada en la que se encuentra la entidad.

TOMADO DE: Sport

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.