Montoya-Schumacher: ¿otra vez una rivalidad en la Fórmula 1?

Hace varios años, el piloto colombiano Juan Pablo Montoya llegó a la Fórmula 1 para dejar su huella en la máxima categoría del automovilismo. Un joven que tenía en su palmarés la Fórmula Cart, la Fórmula 3.000 y las 500 Millas de Indianápolis, revolucionó la Gran Carpa, comandada por Michael Schumacher y su equipo Ferrari. Fue el bogotano capaz de poner su BMW Williams a llevar al alemán a su nivel más alto.

Hoy, 14 años después de la salida de Montoya de la Fórmula 1, el encargado de ilusionar al país con tener a otro colombiano en la máxima categoría es su hijo Sebastián, que este año dio un acelerón en su carrera, al firmar con el equipo Prema para correr en la Fórmula 4. Lo más curioso del tema es que en esta misma escuadra está el hijo de Michael, Mick Schumacher, pero en la Fórmula 2. ¿Se volverá a ver un Montoya vs. Schumacher?

Sin embargo, para que los dos jóvenes pilotos lleguen a la Fórmula 1, deberán conseguir primero la Superlicencia de la FIA, que permite a los pilotos de carreras tomar parte en los Grandes Premios de Fórmula 1.

La licencia se concede a los pilotos que alcanzan diversos logros en sus carreras deportivas, o en casos excepcionales, a los que hayan demostrado una excepcional habilidad a bordo de los monoplazas y hayan acumulado un total de 300 kilómetros a bordo de un F1.

A partir del 2016 los pilotos deben obtener al menos 40 puntos durante un periodo de 3 años a partir de las puntaciones conseguidas en sus categorías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.