Mercedes se prepara para un paseo triunfal en Mónaco

En el paddock de F1 había la esperanza de que la importancia de las manos en el GP de Mónaco pudieran dar un poco más de emoción al paseo que está siendo este inicio de Mundial para Mercedes. Pero ni los intimidantes muros del trazado monegasco parecen suficientes como para frenar la superioridad de los de la estrella. Más todavía en un fin de semana tan especial para el equipo de Brackley, que empezó la primera jornada de libres en el Principado como una apisonadora, sin dar opciones a sus rivales, con el único objetivo de conseguir su sexto doblete consecutivo en 6 carreras para dedicárselo a Niki Lauda.

“Cada uno tendrá su propia forma de llorar por Niki, pero él hubiera querido que nos concentráramos en el fin de semana de la carrera y que nos entregáramos el domingo”, dijo Toto Wolff, muy afectado, en rueda de prensa. Aseguró que cada media hora sus ojos soltaban lágrimas por el que era un gran amigo, el que convenció a Lewis Hamilton para dejar McLaren e iniciar su andadura en Mercedes en 2013. De alguna manera, gracias a aquellas palabras que le hicieron cambiar de volante, el inglés tiene ahora 5 títulos en sus vitrinas y no solo 1. Su relación era especial. Mágica. Por ello, el británico no quiso comparecer ante los medios el miércoles, muy dolido por la muerte del austríaco, y este jueves empezó a trabajar para ganar por Niki. Con esa meta entre ceja y ceja, el inglés dominó las dos sesiones de esta primera jornada, dejando a 81 milésimas en la FP2 a Bottas, el que parece que será su único rival. Detrás, nadie podrá toser a los Mercedes, y es que Ferrari sigue sin levantar cabeza.

Los italianos apuntaron que ya habían detectado los problemas que les hacían ser tan lentos en las curvas lentas en un decepcionante inicio de campaña. Pero la solución está lejos de llegar. Por lo menos, no aquí en Mónaco, pues el primer coche rojo fue el de Vettel a más de 7 décimas de Lewis y Leclerc no pudo realizar una buena vuelta, finalizando décimo.

La carrera de Mónaco se prevé otra auténtica procesión en cabeza, con la lucha entre Bottas y Lewis y los Ferrari y Red Bull como gran aliciente. Gasly logró el quinto mejor crono de la FP2, algo que le debe llenar de moral, quedando por delante de un sorprendente Albon, que superó a Verstappen, que fue sexto.

Difícil inicio para McLaren

Carlos Sainz solo pudo dar una vuelta en la FP1 por un problema en la conexión de la batería con el sistema ERS de su McLaren e intentó recuperar el tiempo perdido en la segunda sesión. El español solo pudo ser 13º, por detrás de su compañero Norris, y es que no se avecina un fin de semana fácil para el equipo inglés. Trabajaron mucho para mejorar su rendimiento en las curvas lentas en los test post GP de España pero, como Ferrari, no parece que hayan mejorado mucho. Por ello, será difícil que McLaren pueda pelear por los puntos con unos Haas y Alfa Romeo que en Mónaco estrenaron la nueva evolución del motor Ferrari.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.