Lío en Mónaco: ¡Leclerc abandona, Verstappen hunde a Bottas y se forma una melé!

Después de una salida limpia, Charles Leclerc se encargó de animar lo que se antojaba como una carrera sin emoción. El monegasco, que salía encendido por el desastre de clasificación que le obligó a protagonizar Ferrari el sábado, quería recuperar posiciones rápidamente para optar a ‘pescar’ algún punto ante su afición, terminó liándola.

Primero, empezó realizando el mejor adelantamiento del inicio de carrera pasando en el Hotel a Norris con un gran interior y rápidamente se colocó en la 13ª plaza, ganando tres posiciones. En la octava vuelta se puso 12º entrando con todo La Rascasse, incluso tocando a Grosjean para pasar al francés.

“Es un kamikaze”, decía por radio el galo, que le había dejado demasiado espacio. No así Hülkenberg en la vuelta posterior, quien le cerró la puerta en el mismo punto a Charles, por lo que ambos se tocaron. El choque con el Renault le causó el pinchazo de la rueda trasera derecha al joven de Ferrari, que tuvo que llegar a boxes como pudo, a tres ruedas, dañando gravemente el fondo plano de su Ferrari y dejando muchas piezas de fibra de carbono y de neumático por la pista, lo que hizo que entrara el Safety Car en la vuelta 11.

A partir de ahí, la carrera enloqueció. La mayoría de pilotos entraron a boxes y Verstappen aprovechó que Bottas podía perder tiempo al tener que parar tras Hamilton para pasar al finlandés. Pero no lo hizo de forma limpia. Ambos salieron en paralelo por la calle de boxes y Max, con su rápida entrada, tocó a Valtteri, que para evitarlo giró el volante tocando el muro. Así, Bottas perdía todas las opciones en carrera al pinchar por culpa de la acción de Max.

Por si fuera poco, tras la marcha del ‘Safety Car’ en la vuelta 15, Giovinazzi tocó a Kubica y ello provocó un trompo del polaco que originó un auténtico tapón de varios coches. No obstante, el polaco pudo volver enderezar su coche y que la carrera continuara sin la necesdad de una nueva entrada del coche de seguridad.

Poco después. Leclerc, con el coche muy dañado, tuvo que abandonar en la vuelta 18.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.