Alonso acaba decepcionado el primer día de entrenamientos libres

Fernando Alonso terminó decepcionado el primer día de entrenamientos libres para las 500 Millas de Indianápolis que tendrán lugar el próximo 26 de mayo tras haber tenido problemas con su McLaren-Chevrolet que le limitaron a dar apenas 50 vueltas a la famosa pista ovalada y a ocupar la 32ª posición entre 39 coches.

Alonso, que completó su mejor vuelta en 40”1496, acabó muy lejos del primer clasificado, el australiano Will Power (39”1738), ganador de 2018, después de que su coche estuviera parado en boxes durante prácticamente toda la tarde debido a un problema electrónico.

Aunque inicialmente el piloto asturiano declaró a la televisión estadounidense NBC Sports que estaba “bastante contento” con la sesión matinal, lo cierto es que por la tarde no ocultó su decepción y no quiso hablar para los medios de comunicación. “No hemos progresado bastante porque esta mañana estábamos con una configuración muy básica, pero estoy bastante contento”, había dicho primero Alonso, quien después salió del circuito sin hacer declaraciones.

“No haber podido rodar por la tarde realmente nos penaliza porque es importante poder hacerlo cuando hace buen tiempo, como este martes”, dijo el director del equipo McLaren, Gil de Ferran, a la NBC. “Hay un problema eléctrico, no mecánico, que no podemos resolver. Es un comienzo difícil, no podemos ocultarlo, pero veremos lo que podemos hacer”, reconoció.

“Nadie en el equipo está contento, ni Fernando. Obviamente estoy decepcionado y algo frustrado por el problema que tuvimos por la tarde. Alonso todavía necesitaba un poco más de rodaje para completar el kilometraje que le piden con una configuración conservadora”, añadió.

“El reto es grande. Competimos contra equipos muy buenos. En mi opinión dos cabezas piensan mejor que una. Tenemos a mucha gente experta en el grupo, pero no hemos trabajado juntos como equipo antes. Cualquier ayuda que tengamos es mejor que no tenerla. En nuestro equipo hay tipos con mucho talento, pero tenemos mucho trabajo por delante”, agregó Gil de Ferran.

Alonso ya ha señalado que su principal objetivo este año es ganar las 500 Millas de Indianápolis. La victoria en la legendaria carrera estadounidense otorgaría al piloto asturiano la “Cuádruple Corona”, un título no oficial reservado a quienes han ganado también el GP de F1 de Mónaco, las 24 Horas de Le Mans y las 24 Horas de Daytona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.