Conoce las razones por la cual Maradona no pudo ganar nunca la Copa América

Es un misterio. «¿Cómo que Maradona no ganó la Copa América?», preguntan cada una de las generaciones que cobran conciencia sobre el fútbol y no logran entenderlo. Diego Armando Maradona, un tipo que consiguió salir campeón del mundo con Argentina en 1986, que en 1990 llegó a la final de la Copa del Mundo, que en 1994 se quedó afuera por doping, que hasta ganó en 1979 el Mundial Sub-20 en Japón, no logró conseguir una edición de la máxima competición del fútbol sudamericano.

1979

Maradona era un jovencito. En 1979, ganó su primer título con la Selección argentina, consiguiendo en Japón la Copa del Mundo juvenil. El Mundial de 1978 no lo había jugado. Pero la Copa América de 1979 lo tuvo como uno de los seleccionados. Fue en Perú. Pero a Argentina no le fue nada bien: perdió en la primera fase de grupos, que compartió con Bolivia y con Brasil. El grupo era ida y vuelta y Argentina salió última: ganó un solo partido -3 a 0 a Bolivia-, perdió dos -2 a 1 con Brasil y con Bolivia- y empató uno -2 a 2 contra Brasil-. En el que ganó, 3-0 contra Bolivia, Maradona marcó el tercer tanto del conjunto.

1987

Maradona tuvo su gran oportunidad en la Copa América de 1987. Un año antes, había hecho historia en México, al ganar el segundo Mundial de Argentina, mostrando un talento de no creer. En 1987, los argentinos eran locales y recibían al glorioso equipo con todos los laureles merecidos. Los estadios alentaban al equipo y se morían de ganas de ver a Diego, que desde 1982 había abandonado el fútbol argentino, dejando Boca para emigrar primero a Barcelona, luego a Napoli. Tenerlo ahí era una oportunidad única, pero Argentina no ganó la Copa.

En aquella edición, jugaban diez equipos. Tres grupos de tres, donde clasificaban los primeros de la zona, que conformaban la semifinal con el campeón de la edición anterior. Uruguay era el último ganador, así que entraba directo al cuadro final. Argentina hizo una buena primera fase: le tocó enfrentar a Ecuador y a Perú.

El debut fue contra Perú, con quien empató 1-1. En ese encuentro, Maradona marcó el único tanto de la Selección, que conducía Carlos Bilardo, a los 2 minutos del segundo tiempo. Sin embargo, la albiceleste no pudo mantener la superioridad en el resultado y unos minutos después lo igualaron.

El segundo cruce fue contra Ecuador. Ese fue el gran día de Maradona, que convirtió dos de los tres goles que Argentina le hizo a los ecuatorianos. Uno fue de penal y el otro fue de tiro libre, con un zurdazo que fue una verdadera maravilla y que levantó los aplausos y los gritos de todo el estadio.

Como Perú y Ecuador empataron entre sí, Argentina avanzó de ronda.

Pero en la semifinal se le complicó todo. Siendo el peor primero, enfrentó a Uruguay, el último campeón, y con un gol de Alzamendi, quien había pasado por el fútbol argentino, quedó fuera de la Copa, dejando al mundo con la boca abierta, sin poder entender qué le había pasado a Maradona.

Para algo más triste todavía Argentina no logró vencer a Colombia en el cruce por el tercer puesto. Maradona construyó buenas jugadas, aunque en un mano a mano que tuvo intentó gambetear a René Higuita y no lo logró. Ese día, la albiceleste cayó 2-1. Del otro lado, estaba otro grandísimo jugador: Carlos Valderrama.

1989

Argentina hizo una muy buena Copa América. La organización de la Copa era de dos grupos de cinco equipos. Argentina compartió grupo con Chile, Uruguay, Ecuador y Bolivia. Con 6 puntos, pasó primero. Maradona no hizo goles. La Selección albiceleste apenas marcó dos tantos: dos de Caniggia. Pero la segunda ronda de la Copa se le complicó todo mucho más: los dos partidos que le tocó jugar a Argentina, los perdió, contra Brasil y contra Uruguay -2 a 0 ambos- sin marcar tantos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.