Delfín de Manta, de la gloría al fondo de la tabla.

El actual vice-campéon del fútbol ecuatoriano no encuentra el camino, tanto en el campeonato ecuatoriano de fútbol, como en la copa libertadores.

Delfín en este año no conoce lo que es ganar. Suma CUATRO jornadas sin ganar, un empate y tres derrotas, mientras que en la copa libertadores solo ha disputado un partido como local, donde empató contra el Bolívar de La Paz.

Los cetáceos, afectados por la salida de un alto porcentaje de la plantilla con la que alcanzó la final del 2017, no logran encontrar el engranaje de las nuevas piezas en el esquema del profesor Guillermo Sanguinetti.

La última vez que tuvo un arranque así en Serie A fue en 2001 donde al final DESCENDIÓ, aquella vez arrancó con dos empates y dos derrotas.

Los manabitas son colistas del torneo con 1 punto y menos 4 de gol diferencia y jugarán su segundo de copa libertadores el próximo miércoles ante Atlético Nacional en Medellín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *