Blackburn Rovers descendió a la tercera división en Inglaterra


El último fin de semana, a pesar de la victoria 3 a 1 ante Brentford, los Rovers fueron sentenciados a descender a la tercera categoría por diferencia de goles tras 37 años sin pisarla, para convertirse en el primer campeón de la Premier que la jugará. Lejos quedó la hazaña de 1995 donde comandado por el histórico goleador Alan Shearer se quedaron con el título, por encima del Manchester United.

Hace ya un tiempo que Shearer manifiesta su estupor por la deriva del equipo, cuyo 99,9% adquirieron unos inversores indios en noviembre de 2010. El Blackburn transitaba por la zona media de la Premier League con una deuda en torno a los 25 millones de euros, huérfano del capital que le insufló para llegar al éxito el fallecido Jack Walker, aficionado acérrimo del equipo y empresario local de éxito en el sector del acero.

La fundación que gestionaba el legado de Walker decidió aceptar la oferta de Venky Limited, una filial de VH Group, compañía india dedicada a la cría y procesamiento de pollos y aves de corral. Inmediatamente el bastón de mando pasó a manos de Anuradha Desai, una empresaria de mediana edad, que en casi siete años apenas dos veces ha pisado Ewood Park.

Cambios de entrenadores, venta de jugadores y cero inversión en el primer equipo desataron una catástrofe futbolística que tuvo su desenlace en un nuevo descenso. La deuda que mantiene el club supera los 100 millones de euros y las tribunas alcanzaron un récord negativo de asistencia en la segunda división con menos del 40 % de los asientos ocupados.

“Han dejado la entidad en bancarrota, sin presupuesto para fichar futbolistas y sin un plan. Hay riesgo real de entrar en caída libre”, describe Chris Sutton, que había conformado una delantera letal junto a Shearer. Y no hay dudas, Blackburn Rovers vive los peores tiempos de su historia.

 

Fuente: PasiónFútbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *