Torres sufre un traumatismo craneoencefálico y pasará la noche en observación


Auténticos momentos de angustia se vivieron cuando Fernando Torres cayó fulminado al césped tras un golpe con Bergantiños. El gesto de Giménez, que se tapaba la cara para no ver a su compañero en ese trance, motivaron que se viviera una sensación de drama en Riazor.

Rápidamente fue atendido por los servicios médicos del club que le sacaron la lengua para que no se asfixiara nada más caer inconsciente al suelo. Gabi y el Mono Burgos levantaban el pulgar tranquilizando a todos y una ambulancia le llevó a un centro hospitalario para hacerle las pruebas oportunas tras el fuerte traumatismo craneoencefálico sufrido en el golpe con el jugador del Deportivo. Un esguince cervical con pérdida de conocimiento, señalaron los primeros diagnósticos tras el brutal impacto.

Afortunadamente Torres fue recuperando la consciencia antes de llegar al hospital y pudo hablar con los allí presentes. Fernando, que pasará la noche en observación en el centro hospitalario, recibió una tremenda ovación del estadio cuando abandonó el campo.

“Significa mucho dentro del club y también por lo que es como persona. Ha sido difícil seguir jugando después de esto. En el fútbol pasan estas cosas, pero esperemos que en pocos días esté jugando con nosotros”, añadió Filipe en declaraciones a beIN Sports.

Fuente: MARCA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *