James comandó la paliza blanca ante Sevilla


Apenas ve una oportunidad para mostrar todo su talento, James Rodríguez la aprovecha al máxima ante la indiferencia de Zinedine Zidane. Cada vez que juega deja peor parado al entrenador cuando lo condena al banco de suplentes.

Éste miércoles, en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, Real Madrid transformó en un trámite un duro partido ante el Sevilla de Jorge Sampaoli. James hizo pasar desapercibida la ausencia de la BBC hoy.
Para la primera parte, la Casa Blanca ya había sentenciado el partido en 3-0. Dos goles del colombiano: el primero un golazo producto de su gran pegado y el otro de penal. Raphaël Varane el otro de cabeza.

En el final del encuentro, Zidane sustituyó a James para que se lleve la ovación del Santiago Bernabéu, un estadio y un público que parece apreciarlo más que el propio entrenador.

Fuente: Bolavip

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *