Tottenham aplastó como local 3-1 al Real Madrid y se quedó con el liderato del Grupo H


El partido de Real Madrid en Wembley dejó claro que la derrota en Girona poco tuvo que ver con priorizar una competencia por sobre otra, sino que fue producto del mismo déficit futbolístico que mostró esta tarde.

Tottenham dominó de inicio a fin a los Merengues, proponiendo cuando tuvo que proponer y lastimando de contra cuando el rival intentó reaccionar.

Dele Ali fue la gran figura del encuentro y anotó los dos primeros tantos, el primero tras una jugada que debió ser invalidada por fuera de juego; el segundo tras dejar en ridículo a Casemiro.

Con Real Madrid jugado en busca del descuento, Kane encontró el espacio necesario para asistir a un solitario Eriksen que sentenció a un Kiko Casilla que nunca pudo salvar a su equipo de los problemas que se generaba su propia defensa.

Para el final del encuentro quedó el gol del honor de Cristiano Ronaldo, que lo mantendrá como el máximo artillero de la Champions League, aunque con un sabor mucho más amargo en la boca.

Fuente: Bolavip

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *