Ser parte de la trinca acercó a Lopetegui al Madrid

El nuevo técnico del Madrid ya cuenta con el cariño de parte del vestuario, tiene buena relación con los medios, mantiene un perfil continuista…

No quería entrar en una guerra

Pochettino, Klopp, Allegri… Todos estaban bajo largos contratos con clubes poco dados a negociar. Le hubieran costado al Madrid sudor y sobre todo mucho dinero. Lopetegui es una apuesta más económica y con menos turbulencias. La llegada del Mundial además ejercía como acelerador de la negociación, que de haber sido con clubes, podría haberse alargado más de lo necesario. El Madrid evita mantener el suspense y establece una base sobre la que empezar a trabajar (la gira, los preparativos de la Supercopa…) de cara a la 2018-19.

Un perfil continuista

Conoce las entrañas de la entidad madridista desde los años ochenta como portero del Castilla y del primer equipo y mucho más recientemente, en 2008, incluso desde los despachos como jefe de ojeadores del club. Allí tuvo ‘fichado’ a Neymar. También se empapó de los mecanismos de La Fábrica. De entrenador del Castilla a hombre al mando de la cantera. Un conocimiento transversal del club blanco que entronca, a su manera, con Zidane.

Le quieren los pesos pesados y los jóvenes

Ramos le ayudará a tomar las riendas. En febrero pasado, el camero se reunió con Lopetegui para darle su apoyo explícito en la renovación que negociaba el vasco con la Federación Española. El feeling entre ambos es pleno. Lopetegui ha formado una pequeña guardia pretoriana del Madrid en La Roja, muchos de ellos jóvenes. De Isco habla maravillas y la admiración es mutua. A todo eso hay que sumar que comparte agente con Cristiano, un puente de unión entre el astro portugués y su nuevo técnico en un verano que será de tira y afloja entre el siete y la entidad.

Métodos modernos

“El equipo necesita otro discurso y otra metodología”, dijo Zidane al marcharse. De Lopetegui se sabe de primera mano en el club que tira de libreto avanzado. Entre otros, podría llegar al Madrid con un psicólogo bajo el brazo. Se trata de Juan Carlos Álvarez Campillo, su coach particular. Lo llevó a la Selección y le asiste a la hora de comunicar decisiones trascendentales. Su fútbol es netamente ofensivo, del gusto del madridismo (uno de los factores que le pesaba, por ejemplo, a Antonio Conte), y el Madrid ha valorado muy positivamente la habilidad del entrenador vasco para conjuntar y potenciar talento joven en sus éxitos con la Sub-19 y Sub-21.

Dominio de la escena

Lopetegui ha demostrado su aplomo a la hora de ponerse delante de una cámara. Domina, obviamente, el castellano, una problemática que podría haberle supuesto algún dolor de cabeza inicial a candidatos como Klopp o Allegri. No es un asunto menor. El papel de portavoz oficioso en el día a día que impuso Mourinho fue achicharrando a Zidane y Lopetegui tiene tablas y juventud (51 años) para afrontarlo.

Otros puntos más que claves

  • Jorge Mendes, representante de Cristiano Ronado, le ha facilitado a Lopetegui su entrada con el portugués, quien es uno de los mandamás del cuadro blanco.
  • El haber dirigido a la cantera del Real Madrid, lo tiene muy cerca de jugadores como Isco, Marco Asensio, Lucas Vázquez, entre otros.
  • El ser DT de la selección española, a Lopetegui lo ha relacionado fuertemente con los líderes del equipo como el cacique Sergio Ramos, Carvajal, etc, etc.

FUENTE DE INFORMACIÓN: As.com

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.