¿Qué hubo en el caso, Lopetegui-Rubiales-Hierro?

El tiempo de Julen Lopetegui en Krasnodar ya ha terminado. El ex seleccionador de la selección española abandonó la residencia donde permanece concentrado el combinado nacional poco después de las 17:00 horas de Rusia.

Antes de salir, Lopetegui se reunió con Rubiales, quien dejó el edificio principal antes de las cinco de la tarde. Minutos más tarde, una furgoneta blanca esperaba a el entrenador, quien se despidió de los miembros de seguridad, del jefe de prensa, Pablo García Cuervo, y de los utilleros. Junto a él se metieron en el vehículo Pablo Sanz, segundo entrenador, Óscar Caro, preparador físico, y el psicólogo Juan Carlos ÁlvarezCampillo. En otra furgoneta habían salido los demás miembros del cuerpo técnico.

El ya entrenador del Real Madrid le queda por delante dos vuelos antes de llegar a la capital de España, tiempo más que suficiente para empezar a digerir todo lo que le ha sucedido en las últimas 24 horas, en las que ha pasado de tener el sueño de ganar un Mundial, al de pasar a ser el entrenador del actual campeón de Europa.

Lopetegui no tenía intención de dejar la selección, pero la decisión de Luis Rubiales fue irrevocable.

A continuación, otros puntos importantes para la salida de Lopetegui:

1) Deslealtad: Lopetegui negoció a espaldas de la RFEF, a tan solo días de haber negociado con España su renovación hasta el 2020, falta de seriedad y profesionalismo.

2) Imprudencia: El principal del Real Madrid, Florentino Pérez, no esperó hasta que termine el mundial de Rusia 2018, e hizo todo el trabajo antes de tiempo y lo anunció a Lopetegui.

3) Dignidad: La Real Federación Española de Fútbol hizo respetar sus principios y valores ante el acto poco ético de Julen Lopetegui.

4) Carácter: Luis Rubiales, presidente de la RFEF, demostró tener los pantalones bien puestos para tomar este tipo de decisiones, tuvo liderazgo.

5) Ejecutividad: Fernando Hierro mostró responsabilidad para asumir el cargo de seleccionador de España en esta emergencia.

La imprudencia de Florentino provocó que se haga público la deslealtad de Lopetegui, y Rubiales le demostró al mundo la dignidad que tiene su directorio, su poder de liderazgo, y la alta responsabilidad de Hierro para asumir el cargo de DT de la furia. Hierro es un líder, es aceptado por catalanes, madrileños, tiene conocimientos de fútbol, tiene afinidad con el actual plantel, y ojalá la suerte lo acompañe en este mundial de Rusia 2018.

FUENTE: Diario Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.