Pedro Quiñónez NO SE QUIERE IR de Emelec


Desde que llegó a Emelec, a finales del año 2010, Pedro Quiñónez fue uno de los hombres de confianza de todos los directores técnicos que pasaron por la banca azul. Capitán, figura y titular fijo en las alineaciones, incluso la temporada anterior y a inicios de esta se mantuvo vigente -ya bajo el mando de Alfredo Arias- con esporádicas ausencias motivadas por lesiones o suspensiones. Hoy está relegado a la suplencia, en medio de constantes rumores de un supuesto distanciamiento con el entrenador.

El buen momento de Osbaldo Lastra terminó de sentenciar su suerte.

Luego de la victoria ante Guayaquil City, que garantizó el paso del Bombillo a la final del campeonato ecuatoriano de fútbol, el estratega uruguayo adelantó que ubicará “un equipo muy bueno, pero “no el que ha venido actuando en las últimas jornadas”, porque no desea “correr el riesgo de lesiones o expulsiones” de cara a los cruciales enfrentamientos con Delfín. Quiñónez se perfila como estelarista.

La falta de continuidad en los últimos meses hizo que el nombre del centrocampista ecuatoriano suene como opciones para reforzar a otros clubes, entre ellos el Al-Nassr de la Liga Profesional Saudí, manejado por Gustavo Quinteros, extimonel de los eléctricos.

Mostrando mucha madurez, Quiñónez evita caer en especulaciones y por eso no teme hablar de su futuro profesional, sabiendo que tiene contrato con los millonarios hasta diciembre de 2018.

“No solo juegan los once que están dentro de la cancha, sino todos los que integramos el plantel. Hoy mi mente únicamente está en pasar estos tres partidos, el que tenemos a la vuelta de la esquina con El Nacional y los de Delfín, eso es fundamental para mí. Quiero salir campeón y si se da la posibilidad de ir a otro club… aunque no quiero, me siento feliz aquí, tengo muchos años en Emelec, es mi casa y yo no quisiera irme de acá”, aseguró.

Aunque le gustaría ser protagonista en una instancia tan decisiva, asume su nuevo rol con mucha tranquilidad. Intenta trasladarle un poco de su sapiencia a la nueva generación, aquella que busca escribir su nombre dentro de la historia del equipo que ha dominado el escenario futbolístico del país en la última década.

“Los que tenemos un poco más de experiencia debemos guiar a los chicos que por primera vez jugarán una final. Les hacemos ver que debemos estar tranquilos, pero no confiados, porque si pensamos que por ganar la etapa ya somos campeones… eso no es así. Aquí se lucha hasta el final”.

TOMADO DE: Diario Expreso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *