Metió un golazo sobre la hora y su reacción fue poner esta cara de mala onda


Alexandre Lacazette fue uno de los grandes protagonistas de la jornada de Europa League del jueves. El futbolista del Lyon metió un verdadero golazo con el que su equipo derrotó 4 a 2 a la Roma por la ida de los octavos de final.

Sí, golazo con todas las letras. Le quedó picando en la puerta del área y le rompió el arco al brasileño Alisson. Pero lo más curioso fue cómo lo festejo: se quedó quito, inmóvil, con una terrible carita de mala onda.

 

¿Qué pasó amigo? ¡Que alguien le avise que acaba de hacer un golazo!

Fuente: TodaPasión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *